Mantenimiento del Opel Corsa-e: un 30% más económico que el de un automóvil con motor térmico | Multimedia OPEL Espagne

Mantenimiento del Opel Corsa-e: un 30% más económico que el de un automóvil con motor térmico

download-pdf
download-image
download-all


  • La oferta de vehículos eléctricos ha aumentado exponencialmente en los últimos meses. Ante este aluvión de novedades, muchos automovilistas tienen dudas sobre esta alternativa a los tradicionales motores gasolina y diésel.
  • Además de la autonomía y los tiempos de recarga, el mantenimiento es uno de los grandes interrogantes que se plantean los usuarios potenciales de vehículos eléctricos.
  • El mantenimiento de un vehículo eléctrico de nueva generación como el Opel Corsa-e es más sencillo que el de un automóvil convencional. Al exigir menos piezas de desgaste, sus necesidades de revisión mucho menores, además de ser menos propenso a las averías. Esto resulta en un coste un 30% menor.

 

Madrid. El Opel Corsa-e, fabricado en Zaragoza, se ha convertido en el referente de una nueva generación de automóviles eléctricos, que se caracterizan por una autonomía que les permite salir de los entornos urbanos o las áreas metropolitanas y por contar con los mismos niveles de habitabilidad y confort que las versiones térmicas del Nuevo Opel Corsa.

La autonomía y la velocidad de carga de estos vehículos son algunas de las dudas más frecuentes entre sus clientes potenciales, a las que hay que sumar cuestiones como el modo de conducir estos automóviles y el mantenimiento. Vehículos como el Opel Corsa-e parten con ventaja en ese terreno, ya que el funcionamiento de un automóvil eléctrico es mucho más sencillo que el un gasolina o un diésel.

Una cadena de tracción eléctrica está formada por un motor eléctrico yun mecanismo de transmisión del movimiento a las ruedas del vehículo, además de la batería de tracción que lo alimenta.

Piezas, la mayoría, que no están sujetas a desgaste ni sometidas a temperaturas elevadas.

Un vehículo como el Opel Corsa-e necesita un mantenimiento y un número de revisiones menor. No necesita los habituales cambios de aceite, líquidos refrigerantes, filtros o bujías. Ni es necesario cambiar el fluido hidráulico de su sistema de transmisión, pues prescinde de cajas de cambios, utilizando un sencillo sistema de engranajes a través del que transmite el par a las ruedas. Cuenta con una marcha fija, maniobrando hacia atrás simplemente invirtiendo la polaridad del motor eléctrico. Por todo ello, su mantenimiento suele ser un 30% más económico que el de un automóvil térmico.

Las revisiones de un vehículo eléctrico se centran básicamente en comprobar el estado de los componentes del sistema de tracción eléctrica. Hay que vigilar que los componentes se mantengan en un estado adecuado, revisando el aislamiento y contacto de los cables, motores y baterías. También hay que comprobar el estado del líquido de refrigeración así como los elementos sometidos a desgaste, comunes con un vehículo equipado con motor térmico ( neumáticos, frenos, batería de 12V, escobillas de limpiaparabrisas, sustitución del filtro de habitáculo ,etc.) .

Probablemente, la batería sea el elemento más delicado en un vehículo eléctrico y el más costoso. De ahí que Opel ofrezca una garantía para la batería de 8 años o 160.000 km para, al menos, el 70% de su capacidad de carga original. Además, se proporciona un Certificado de Capacidad de la Batería para asegurar el valor de reventa.

El nuevo Corsa-e ofrece movilidad eléctrica de última generación. Con una autonomía de hasta 337 km según la normativa WLTP, el Corsa-e de cinco plazas es adecuado para un uso diario sin restricciones. La batería de 50 kWh puede cargarse de forma rápida hasta el 80% de su capacidad en 30 minutos. El Corsa-e está preparado para todas las opciones de carga (en un enchufe doméstico, un punto de carga de pared o carga de alta velocidad).

El conductor puede elegir entre tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. El modo Sport aumenta la capacidad de respuesta y la dinámica de conducción, con una pérdida moderada de autonomía. El modo Eco facilita una conducción especialmente eficiente.

El sistema de propulsión del Corsa-e combina una conducción libre de emisiones contaminantes con el máximo placer de conducir. Gracias a su potencia de 136 CV (100kW) y su par máximo instantáneo de 260 Nm, destaca por su capacidad de respuesta, agilidad y comportamiento dinámico. El Corsa-e sólo necesita 2,8 segundos para acelerar de 0 a 50 km/h y 8,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, cifras que le sitúan al nivel de algunos deportivos.

 

Scroll