Nuevos niveles de equipamiento tope de gama, Ultimate y GS Line, para el nuevo Opel Mokka | Multimedia OPEL Espagne

Nuevos niveles de equipamiento tope de gama, Ultimate y GS Line, para el nuevo Opel Mokka

download-pdf
download-image
download-all


  • Acabado tope de gama Ultimate con sistema de iluminación matricial IntelliLux LED®, Multimedia Navi Pro y asientos tapizados en Alcantara
  • Acabado GS Line con detalles en negro y rojo y llantas de aleación ligera de 17 pulgadas
  • El Mokka es el primer modelo con Opel Vizor, Pure Panel y el rediseñado Blitz
  • Los vídeos en YouTube con las características del nuevo Mokka aumentan la emoción

 

Rüsselsheim/Madrid.  El nuevo Opel Mokka es cualquier cosa menos normal. Es el primer modelo con la nueva cara de la marca -el Opel Vizor, que se extiende a lo largo del frontal del coche e integra varias tecnologías-, el rediseñado rayo de Opel -el Blitz- y la identificación del modelo en el centro del portón trasero. También es el primero con Pure Panel, el puesto de conducción totalmente digitalizado. El nuevo Mokka está disponible con dos líneas de equipamiento tope de gama: como son el Ultimate, con innovadores sistemas de asistencia a la conducción de serie, y el deportivo GS Line. Además, existe una tercera versión de acabado, también muy completa en lo que a equipamiento se refiere, como es el Business Elegance.

Como muestran los nuevos videos en YouTube, el nuevo Mokka es muy divertido de conducir, ya sea en su versión 100% eléctrica con el Mokka-e o con motores de combustión interna. Los videos, editados con mucho ritmo, subrayan un mensaje clave: "Menos normal, más Mokka". En el interior del nuevo Mokka el conductor y sus pasajeros pueden esperar el máximo confort.

 

Puro confort: el nuevo Opel Mokka Ultimate

El Ultimate tope de gama (desde 29.100 euros con IVA) cumple todas las expectativas. Su exterior exhibe llantas de aleación ligera de 18 pulgadas en negro bitono, el Opel Vizor con el marco cromado, una línea cromada en la línea de las ventanas y protectores delantero y trasero pintados de un color plateado que le aportan un gran aspecto SUV. Además de la amplia gama de sistemas de asistencia a la conducción ya disponibles en la versión de acceso, el asistente de mantenimiento de carril activo, el control de crucero y el sistema de iluminación matricial IntelliLux LED® completamente adaptativo que no provoca deslumbramientos también forman parte del equipamiento de serie. El Pure Panel de Opel proporciona una experiencia completamente nueva en el puesto de conducción, con su pantalla digital de información al conductor de 12 pulgadas y el sistema de infoentretenimiento Multimedia Navi Pro con pantalla táctil a color de 10 pulgadas. La guía al destino del sistema de navegación es aún más práctica y ahorra tiempo junto a los Servicios OpelConnect de serie. El Mokka puede evitar los atascos gracias a la navegación conectada con información del tráfico en tiempo real. Además, OpelConnect ofrece enlace directo con la asistencia en carretera en caso de avería y con las llamadas de emergencia.

La tapicería Alcantara en negro aporta máximo confort en el nuevo Mokka Ultimate. El conductor y el pasajero delantero se acomodan en asientos calefactados y ajustables en seis direcciones. El volante de cuero calefactado (en los Mokka con caja de cambios manual y Mokka-e) permite que la conducción sea aún más agradable, especialmente en invierno. Entrar al Mokka Ultimate resulta muy sencillo gracias al sistema de acceso y arranque llave manos libres “Keyless Open & Start”. Como punto culminante para el bienestar, el nuevo Mokka está disponible con tapicería de cuero Siena (desde 700 euros), que incluye asiento del conductor con función de masaje y apoyo lumbar con ajuste electro-neumático.

 

Pura deportividad: Opel Mokka GS Line

El Opel Mokka GS Line (desde 24.400 euros con IVA) resulta especialmente deportivo; su diseño exterior exhibe llantas de aleación ligera de 17 pulgadas en negro brillante, así como el techo y los retrovisores exteriores en negro y los protectores delantero y trasero de estilo SUV. El Blitz de Opel, la identificación de Mokka en el portón trasero y el marco del Opel Vizor cuentan con un acabado en negro de alto brillo. La característica línea roja en la línea de las ventanas crea un fuerte contraste. Su interior se destaca con el techo tapizado en negro, los pedales de aluminio y detalles en rojo. Los asientos negros con los laterales en cuero de primera calidad resaltan con las costuras rojas y distintos detalles estilísticos.

Al igual que en el Mokka-e, los conductores de los Mokka Ultimate y GS Line con motores de combustión interna pueden seleccionar diferentes modos de conducción que varían la respuesta del acelerador y la dirección. Con la caja de cambios manual de seis velocidades el sonido especial del motor en el modo Sport crea una experiencia de conducción única. Con la transmisión automática de ocho velocidades se establecen tres modos de conducción: Sport, Eco y Normal. El sistema de infoentretenimiento Multimedia Radio con pantalla táctil a color de 7 pulgadas es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

 

Pura energía: Opel Mokka-e

En el video, el Mokka-e, con su carrocería verde y su techo y capó en negro, demuestra el placer de conducir electrificado y sin emisiones. El motor eléctrico desarrolla 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par máximo, disponibles de forma inmediata. Los conductores pueden elegir entre tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. Con su batería de 50 kWh, el Opel Mokka-e tiene una autonomía eléctrica de hasta 324 kilómetros (WLTP[1]). El nuevo Mokka-e está preparado para todas las opciones de carga, tanto si es desde una unidad de carga de pared, una carga de alta velocidad o una toma de corriente doméstica; desde monofásica a trifásica a 11 kW. Además, todas las versiones del Mokka-e ofrecen de serie la carga rápida de 100 kW con corriente continua.

 

Los precios del Mokka eléctrico parten de los 35.400 euros.

Scroll