Potente vehículo con clase: el atlético y aventurero Opel Grandland X

download-pdf
download-image
download-all
Mar, 03/07/1984 - 12:00


  • Elegante y espacioso: estilo deportivo con proporciones definidas y mucho espacio.
  • El mejor agarre a la carretera: IntelliGrip para máxima tracción en todas las superficies.
  • Seguro y relajante: modernos sistemas de asistencia que han obtenido cinco estrellas de Euro NCAP.
  • Potente y económico: motores de gasolina y diesel que cumplen ya la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP con transmisión automática de ocho velocidades aseguran una conducción SUV enérgica y placentera.
  • Cabeza de familia: tercer modelo Opel X después del Mokka X y Crossland X.

 

Rüsselsheim/Madrid. Líneas modernas y dinámicas, un atractivo aspecto todoterreno y una posición elevada de los asientos que ofrecen una buena visibilidad general, característica de un SUV, junto con multitud de avanzadas tecnologías, mucho espacio y confort para hasta cinco pasajeros aventureros, además de elementos de seguridad que han obtenido la calificación máxima de cinco estrellas de Euro NCAP: así es el nuevo Opel Grandland X. El recién llegado es un serio rival en el floreciente segmento SUV. Equipado a la perfección, el nuevo Grandland X se ha lanzado recientemente como el tercer miembro de la Familia Opel X. Se une así a sus hermanos, el Opel Crossland X y el superventas Opel Mokka X y cumple las más altas expectativas.

Bajo el capó, los motores de máxima calidad ya cumplen la futura y exigente normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. Actualmente, el motor tope de gama es el turbo diesel 2.0 con 177 CV/130 kW (consumo de combustible[1]: urbano 5,3-5,3 l/100 km, extraurbano 4,6-4,5 l/100 km, combinado 4,9-4,8 l/100 km, 128-126 g/km de CO2) en combinación con la nueva transmisión automática de ocho velocidades especialmente eficiente.

La seguridad se refuerza con dispositivos de alta tecnología como el control de tracción IntelliGrip, la Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia, así como los faros AFL LED y el Asistente Avanzado de Aparcamiento con cámara de 360°. Los asientos ergonómicos premium opcionales certificados por AGR (Aktion Gesunder Rücken e.V.; Campaña para espaldas más saludables) para el conductor y el pasajero delantero, la tapicería de piel y la calefacción en los dos asientos delanteros y en los dos asientos traseros exteriores aumentan el nivel de confort. Las funciones multimedia y la conectividad excepcionales están garantizadas por los sistemas IntelliLink compatibles con Apple CarPlay y Android Auto con pantalla táctil en color de hasta ocho pulgadas. Opcionalmente, los smartphones compatibles pueden incluso cargarse de forma inalámbrica. Además, se ofrece el sistema de sonido premium Denon, mientras que la radio digital DAB+ aumenta la capacidad de selección y la calidad del sonido de las emisoras.

Como remate, el diseño fresco y dinámico del SUV compacto de Opel resulta sumamente llamativo, especialmente con el techo negro que es de serie con el acabado Ultimate.

Placer y seguridad al volante: IntelliGrip, motores y sistemas de asistencia ultramodernos

El Grandland X es tan dinámico al conducir como parece y ofrece una cosa por encima de todo: conducción placentera y segura en cualquier época del año y en todas las superficies. Esto también se debe al sistema de tracción adaptativa IntelliGrip opcional, que asegura el mejor agarre a la carretera en cualquier situación de conducción. El conductor puede elegir entre cinco modos de conducción. IntelliGrip adapta entonces la distribución del par a las ruedas delanteras y permite el patinamiento de la rueda si es necesario. Esto garantiza la mejor tracción y un comportamiento estable, independientemente de si el Grandland X transita por nieve, barro, arena o superficies mojadas.

El Grandland X también cuenta con una oferta de primera clase en ultramodernos sistemas de asistencia que hacen más relajantes los viajes: la Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia, la Alerta de Somnolencia del Conductor, el Asistente Avanzado de Aparcamiento y la Cámara de visión 360° son solo algunos de los más destacados. Los sistemas opcionales como el Control de Crucero Adaptativo con función de parada, que mantiene la velocidad y la distancia seleccionada con el vehículo que va delante y frena hasta parar o acelera el Grandland X cuando es necesario, aumentan la seguridad aún más. Este excelente nivel de seguridad que ofrece el nuevo Grandland X fue validado recientemente por el programa Euro NCAP, que le otorgó cinco estrellas. El nuevo Opel SUV obtuvo buenos resultados en las cuatro categorías de seguridad: protección de ocupantes adultos, protección de ocupantes menores, protección de peatones y sistemas de asistencia a la seguridad.

Opel vuelve a cumplir su compromiso de liderazgo en tecnología de iluminación, equipando el Grandland X con luz intensa de conducción gracias a los faros delanteros adaptativos (AFL) LED. Las funciones como la luz de curva, el asistente de luces largas y el mantenimiento automático de la nivelación garantizan la óptima iluminación de la carretera en todas las situaciones de conducción.

Además de la tracción electrónica opcional IntelliGrip y numerosos sistemas de asistencia al conductor, los potentes motores también contribuyen a hacer que la conducción en el Grandland X sea más placentera. Actualmente hay motores con excelentes emisiones de CO2 disponibles, que ya cumplen la futura normativa de emisiones Euro 6d-TEMP, un verdadero plus para ahorrar en impuestos y eficiencia económica. Los motores se pueden combinar con una moderna transmisión manual de seis velocidades o una transmisión automática de ocho velocidades especialmente eficiente y optimizada frente a la fricción, e incorporan Start/Stop de serie.

  • El motor tope de gama 2.0 diesel ofrece 177 CV/130 kW a 3.750 rpm y alcanza un impresionante par máximo de 400 Nm a 2.000 rpm. Así, el Grandland X puede acelerar de cero a 100 km/h en 9,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 214 km/h (consumo de combustible[1]: urbano 5,3-5,3 l/100 km, extraurbano 4,6-4,5 l/100 km, combinado 4,9-4,8 l/100 km, 128-126 g/km de CO2).
  • El 1.5 diesel con 130 CV/96 kW proporciona un par máximo de 300 Nm a 1.750 rpm y está disponible con transmisión automática de ocho velocidades (consumo de combustible[1]: urbano 4,5-4,4 l/100 km, extraurbano 4,0-3,9 l/100 km, combinado 4,2-4,1 l/100 km, 109-108 g/km CO2) o transmisión manual de seis velocidades (consumo de combustible[1]: urbano 4,7-4,7 l/100 km, extraurbano 3,9-3,8 l/100 km, combinado 4,2-4,1 l/100 km, 110-108 g/km de CO2).
  • El motor turbo de gasolina con inyección directa de 1.2 litros, fabricado completamente en aluminio, ofrece 130 CV/96 kW y un par máximo de 230 Nm a 1.750 rpm. Este motor está disponible con transmisión manual de seis velocidades (consumo de combustible[1]: urbano 6,1-6,1 l/100 km, extraurbano 4,9-4,8 l/100 km, combinado 5,3-5,2 l/100 km, 121-120 g/km de CO2) o —por primera vez– también con transmisión automática de ocho velocidades (consumo de combustible[1]: urbano 6,1-6,0 l/100 km, extraurbano 4,9-4,8 l/100 km, combinado 5,3-5,2 l/100 km, 121-119 g/km de CO2).

 

Deportivo, elegante, cómodo: tal y como ha de ser un SUV moderno

Además del enérgico comportamiento en la conducción, el estilo elegante, el interior cómodo y de alta calidad, y la completa oferta en tecnología multimedia contribuyen a la atmósfera de confort del Grandland X.

Con 4.477 milímetros de largo, 1.856 milímetros de ancho (con retrovisores exteriores plegados) y 1.609 milímetros de altura, el Opel Grandland X es un SUV atractivo y robusto desde todas las perspectivas de su deportiva presencia. En la parte delantera, encima del cubrecárter, la prominente parrilla exhibe orgullosa el «Blitz» de Opel. Las barras cromadas con forma de ala abrazan el logotipo de la marca y fluyen hacia el exterior hasta los delgados faros LED de doble ala, ensanchando visualmente la parte delantera y dando al Grandland X una apariencia potente y sólida. El capó presenta el pliegue característico de Opel, una expresión de la filosofía de diseño de Opel de «arte escultural unido a precisión alemana».

Sus vistas laterales se hacen eco de la atractiva combinación de SUV robusto y líneas elegantes. Los fuertes y esculpidos pasos de rueda y el revestimiento protector en la parte inferior de la carrocería otorgan al Grandland X el atractivo de un auténtico todoterreno. En cambio, las líneas definidas y la elegante forma de álabe en parte inferior de las puertas identifican al nuevo Grandland X como un miembro de la familia Opel. El acabado bitono de los modelos Ultimate con el techo en contraste negro añade un toque extra de personalización. Su flujo suave al resto de la carrocería se acentúa con el «novedoso» pilar C, que también crea un enlace dinámico con la parte posterior. La vista trasera del Grandland X muestra hasta el más mínimo detalle lo que realmente implica el diseño de un SUV: amplia presencia, protección plateada en la parte inferior con tubos de escape integrados a izquierda y derecha y, por encima de esto, el revestimiento protector y las delgadas luces traseras LED subrayan su carácter deportivo y musculado.

La alta calidad continúa en el interior: el panel de instrumentos y la consola central con pantalla táctil están claramente dispuestos y alineados horizontalmente con el conductor. La consola central tiene tres filas horizontales de controles para un acceso rápido e intuitivo a las funciones multimedia, de control de climatización y del chasis. Las superficies interiores tienen una apariencia de alta calidad, dando al conductor y los pasajeros una sensación de bienestar y confort en todos los asientos. Se benefician de la posición elevada de asientos típica de los SUV, que facilita la entrada/salida y asegura una buena visibilidad. El techo panorámico opcional de cristal inunda el interior de luz y proporciona una excelente visibilidad hacia el cielo. La comodidad de primera clase típica de Opel viene garantizada por los asientos ergonómicos opcionales certificados por AGR (Campaña para las Espaldas más Saludables), así como por el volante calefactable y la calefacción en los asientos delantero y trasero.

La larga distancia entre ejes de 2.675 milímetros se suma a la sensación de interior espacioso y asegura que hasta cinco personas disfruten de espacio abundante en el SUV de clase compacta. Y con un volumen de carga de 514 a 1.652 litros para equipaje y material deportivo, el nuevo SUV de Opel está incluso a la altura de los extremadamente espaciosos Station Wagon de clase compacta. Dependiendo del modelo, el acceso al maletero es muy fácil y cómodo, con el portón trasero controlado por sensor que se abre y cierra automáticamente con un simple movimiento del pie bajo el parachoques trasero.

Como es característico en Opel, el conductor y los pasajeros del Grandland X disfrutan de la mejor conectividad con la última generación de sistemas multimedia Radio R 4.0 IntelliLink y Navi 5.0 IntelliLink compatibles con Android Auto y Apple CarPlay. Los smartphones pueden incluso cargarse de forma inalámbrica. Para los amantes de la música que quieren disfrutar de una experiencia de sonido superior, hay disponible un sistema de sonido premium Denon con ocho altavoces y un subwoofer.

 

[1] Valores medidos según normativa WLTP y convertidos a NEDC a efectos comparativos.

Scroll